1/11/2007

Homenaje Trunco

Tengo frustación, sí, ya que hace 3 años que se organiza un homenaje a nuestro Rodrigo...
Pero todo fue una desorganización, una falta de comunicación, una despreocupación de parte de todos... siento una pena... una pena por la familia y por ti Rodrigo, que aunque creo que nunca quiciste homenajes, es lo mínimo que podemos brindar a tu memoria...

9/29/2006

Trayectoria Musical


Rodrigo comenzó en la música aproximadamente a los 13 años y su instrumento de iniciación fue la flauta.
Junto con su primo Alexandro Soto, comenzaron a formar a: "Los Humanoides", en donde interpretaban temas de Inti-Illimani y del folclore tradicional.

Al poco tiempo ya comenzó a asomar su virtuosismo en la guitarra, que fue su más fiel compañera hasta sus últimos días.

En la Enseñanza Media descubrió en el Grupo Metallica, una energía que lo envolvió, y fue primera guitarra en: "Desastre", un grupo de rock, que hacían covers de Metallica, Gun's and Roses, etc.

En el año 1994 ingresa a la carrera de Pedagogía en Educación Musical en el Pedagógico, y es ahí dónde comienza a ser conocido su talento entre alumnos y profesores. Junto con un compañero de carrera, Roberto Sanchez, participa en: "Las Personas", grupo de pop-rock. Tocaban temas de The Beatles, Los Tres y The Doors. Alcanzaron a grabar 3 temas propios.
1996 fue fructífero en lo musical.
  • A través de Alexandro (primo), le llega una invitación para participar en "Bloody Schwa", banda que hacía covers de Rock Latino, Grunche y composiciones personales. Es aquí donde conoce a Juan Castillo, con quién tocaría años después en "Celofán".
  • Rodrigo es invitado como guitarrista, a participar en el proyecto de rescatar la obra de Luis Advis: "Canto para una Semilla", y además de interpretar temas de grupos folclóricos, en una agrupación (sin nombre) de amigos. Se juntaban todos los domingos a las 10:00 a.m. en una sede del paradero 24 de Gran Avenida. El mismo día que esta agrupación se disuelve, nace una nueva formación para "Mingaco".
  • "Mingaco" significa: Trabajo y Fiesta". Este fue uno de los grupos que luego de poco tiempo, Rodrigo pasó a liderar. El estilo musical se puede definir como: Fusión-Latina-Urbana, donde preponderó la creación propia. Después constituirían la formación definitiva: José Santis (voz, teclados, segunda guitarra y composiciones), David Santis (bajo), Francisco González (flauta traversa, percusiones, accesorios y voz), Cristian Valenzuela (percusiones, accesorios y coros), Marcela Bejarano (batería, percusiones, accesorios y coros) y Rodrigo Otaiza(guitarra eléctrica, teclados, accesorios, coros y composición).
  • En una de las tantas tardes y al término del ensayo con "Mingaco" (casa "Surda" de calle Esperanza con Portales), nace el grupo de experimentación: "Los Mocos", integrada por Rodrigo, Marcela y los hermanos Santis. Esta idea es la que llevará unos años más a la creación del grupo "Celofán".

1998:

Lo que comenzó como 'Power Trío', tocando covers de Spinetta y Charly García, se definió con la creación propia y la inclusión de un cuarto integrante. Así se conformó "Celofán", grupo de Rock Progresivo: David Santis (bajo, voz y creaciones), Juan Castillo, más conocido en el ambiente como 'Juan Piñén' (teclados, sintetizador y creaciones), Marcela Bejarano (batería) y Rodrigo Otaiza (guitarra eléctrica y creaciones).

1999:

  • En el año del fin de siglo, Rodrigo participó en guitarra acústica, voces y arreglos junto con otros músicos en "La Magia del Show" con Martita Ramírez (cantante que grabó un L.P. en los 60's).
  • Por esas casualidades de la vida, en una esquina de la comuna de El Bosque, se reencuentran Rodrigo y 'Toñito' (con quién había tocado en "Canto para una Semilla" de Luis Advis). Éste último le propone participar con otros músicos en la ya mencionada obra y en la "Cantata Santa María" del mismo autor. Aquí conoce a Andrés y Ronie Pérez, con quienes formará posteriormente el grupo: "Fahena" (ver link del grupo).

2000:

  • Junto con Vladimir y Jorge Cerda forma: "Los Vladis", trío de boleros, temas románticos y folclóricos.
  • "Mingaco" toca en el Pub 'La Excalera', y es ahí donde Marcelo Concha invita a Rodrigo al grupo: "Nacimiento" como guitarrista, pero finalmente queda a cargo de los teclados.
  • Se integra al Sindicato de Folcloristas de Santiago, trabajando en la orquesta que acompañaba a Ginet Acevedo y Pedro Mesone.

2001:

Entra a la Escuela SCD a estudiar la carrera de Composición e integra un ensamble junto a alumnos y al director de la escuela, Horacio Salinas.

9/14/2006

Siete años después, y con Rodrigo en la memoria...


Amigos, formar parte de MINGACO ha sido una aventura hermosa y fructífera, cual regalo de la vida que aparece de pronto y que no se deja sentir hasta que se encuentra su "verdad esencial". Tras la partida de Rodrigo, va a ser difícil hacerse cargo del enorme legado que dejó para la música que todos hacíamos, pues él era virtuoso y sabio ser humano que supo plasmar en la música la poderosa veta de su alma. Por eso continuar con esta herencia se vuelve algo imprescindible e ineludible. mientras escribo estas líneas recuerdo los primeros lugares en que ensayamos y tocamos: Plaza Ñuñoa, la Torre 628, el Psicosis, la Clara Estrella, la Universidad de Chile, Brigadier de la Cruz, el AIEP y el Blas Cañas; el Canelo de Nos y la Dos de Marzo, Paillaco y Papudo. Fueron épocas de alegrías y tristezas, de dificultades y oportunidades. De tocatas improvisadas y con transportes inadecuados, de alegrías y risas cuando íbamos apretados en los furgones haciéndonos bromas y jugando a ser niños. De oportunidades para grabar los temas, cosa que permitió conservar el registro del hermoso despliegue instrumental de Rodrigo. Por todos estos recuerdos quisiera que MINGACO siguiera vivo y haciendo música. Pero más que todo por nosotros mismos, por nuestros sueños que representan imágenes tan trascendentes como las que vivieron el Gato Alquinta y Jaime Vivanco, que partieron poquito después del Rodri. Y también pienso que quiero que siga el grupo por todo lo que hay que hacer aún: por todas las melodías que hay que descubrir y aportar a los sueños de muchas personas como a nosotros, aunque el mundo en que vivimos es mucho más feo que la cresta, pero aún me conmueve la belleza de la naturaleza de nuestra tierra. Eso es lo que vale y todos debemos compartir eso con nuestras gentes. Ese es el espíritu de MINGACO, es nuestra sangre indígena, que representa la esencia de lo que debemos ser frente al despliegue del arte occidental. Yo no se escribir partituras, pero tenía pendiente el trabajo de escribir las letras de los temas de MINGACO. Aquí están amigos, es mi regalo de amor a cada uno de ustedes, para que seamos conscientes de lo que hemos construido en estos años y sigamos adelante... salud y alegría!
p.d. Hay que hacer un homenaje muy lindo en Marzo, con un buen carrete comunitario.

Berny, 3 de febrero del 2003

Nota: Regalo de José Santis a todos los que nos reunimos el 22 de febrero 2003 (con motivo del cumpleaños de Rodrigo), en el Cementerio Metropolitano.

8/30/2006


... Se abre este espacio para relatar, compartir y recordar a nuestro desaparecido Rodrigo Otaiza Pérez. Es una especie de homenaje a quién pasó por nuestras vidas, las llenó y sólo deja un cúmulo de experiencias en las que no cabe el olvido.


Músico por excelencia, traspasaba su sabiduría con humildad. De carácter tímido, se hacía escuchar con la fuerza de su zurda guitarra. Es que su lenguaje favorito siempre fue la música...

Esta es una invitación para todas aquellas personas que de alguna u otra manera fueron parte de esta historia, a que se hagan partícipes de este espacio con su palabra, su recuerdo, su sentir...